20.4.09
12:31:00 a. m.

El canto del arrepentimiento  

Posted by Jean Machuca in ,

tan tan ta ta tan tan
ta tan ta ta tan tan ta tan
ta ta tan tan ta tan

Sobervios esclavos
seguimos al frente
peleando sin ver con quien

Servimos al amo
soldados inertes
faltos de inocencia y piel

Quisimos velar por la paz,
unidos luchando al andar...

Llevando banderas
propias y ajenas
quisimos imponer deidad

Con sangre y arena
llenamos nuestras almas
de lujo y violencia... quizás

Quisimos velar por la paz,
unidos luchando al andar...

Pero nunca soñamos
con ser aniquilados
por nuestra sombra sin ley

Acechados de noche
por nuestra oscuridad
pedimos perdón al edén

Quisimos velar por la paz,
pero nunca supimos la verdad...



Jean Machuca

14.4.09
2:56:00 a. m.

La gente cambia  

Posted by Jean Machuca in ,

El anciano se vuelve viejo
El jóven se vuelve precavido
Las madres se vuelven cariñosas
con otro hijo recién nacido

El obrero se vuelve padre
El hombre sincero nos miente
La profesora nos aprende
El jefe se vuelve alcalde

Los amigos buscan nuevos aires
la familia se aleja y se acerca
las manos se vuelven negras
de tanto sudor, de tanto desgaste

La amable vecina se cambia de casa
El personaje público se hace pobre
El bondadoso se hace egoísta
mientras el cura se hace sacerdote

El artista se hace ingeniero
El actor se hace oficinista
El payaso se hace trapecista
y el consultor se convierte en consejero

La gente cambia, la gente ríe
las personas cantan, sienten, y deliran
El enano crece y el gigante cae
La gente cambia, las personas cambian,
y los hombres también... también cambian



Jean Machuca

12.4.09
10:58:00 p. m.

La imagen de la decencia  

Posted by Jean Machuca in ,

Hola, yo soy la decencia
Por años he sido famosa por mi rectitud y honradez
Me han llamado reina de las virtudes,
incluso en desmedro de mi amiga la paciencia
Corona de las clases de la alta sociedad
Pilar de la educación

Pues pese a ello, no tengo muchos amigos
Es que a la verdad soy tímida
Y no me gusta mostrarme en público
Cuando realizo una buena acción no me gusta que se sepa
Y menos que se cuente a los demás.

Y es que tengo una enemiga declarada, y es mi propia imagen
A ella le gusta verse y hacerse saber
Le gusta que la idolatren por sus acciones de falso bien
Y le gusta permanecer en silencio sus malas acciones
No le gusta reconocer sus errores

Y sería capaz de matar al que no hiciese lo que ella estima conveniente
Lo único que le importa es su permanencia en el tiempo
Y que no la destituyan de sus funciones
Y no hay que opinar mal de ella ni por broma
Pues podría tomar venganza

Yo soy la decencia, y mi imagen me deshonra
Me ha desilusionado por completo
Su comportamiento va contra mis principios
Pero que se le va a ser
Si no fuera tan tímida
La gente me conocería a mí y no a mi imagen



Jean Machuca (noviembre de 2005)

10:55:00 p. m.

Delicias  

Posted by Jean Machuca in ,

Vivo intentando aumentar las delicias de mi alma
Trato de comprender la felicidad
Me pregunto si en verdad existe
O solo la busco para mi tranquilidad

Vivo intentando aumentar las delicias de mi alma
Mi corazón anhela la verdad
Esa verdad que me entristece y alegra como un canto de la deidad

El momento tan querido ya se fue
Esa persona nunca existió
El entorno creado por mi imaginación no pudo ser
Quiero vivir de una vez
Los momentos que quedan por viajar

Me siento triste y solo
Lleno de gente y suerte en la vida
Lleno de soluciones a problemas que no tengo
Muerto de creatividad
Mi alma anhela esperanza
Mi corazón la escribe todos los días en mis pulmones
Tengo que sobrevivir a mi vida
Hasta que llegue la muerte y se enoje porque estoy feliz

Vivo intentando aumentar las delicias de mi alma
Vivo un sueño que no tiene fin
No me conformo con lo bueno ni lo malo
Debe haber algo más profundo
O tal vez he cavado muy hondo
Y llegado hasta el final del camino

Mi alma anhela esperanza y mi corazón la escribe en mis pulmones
Mi vida depende de un suspiro que no tengo
El momento anhelado que no existe ni llegará algún día
Es lo que me mantiene vivo

Mis palabras ya no sirven porque nunca fueron buenas
Y mi voz no se escuchó por ningún rincón
Mis gritos de agonía no fueron lo bastante penosos
Para que la gente los tomara en cuenta

Vivo intentando aumentar las delicias de mi alma
Delicias que siempre tuve pero nunca pude ver
Mi felicidad se fue con mi esperanza
Y mi esperanza ahora es un suspiro de alegría
De esos que da el libertinaje

Soy personaje libre y preso de mi deseo
Y ni siquiera puedo comprender mi felicidad
Estoy solo y triste lleno de gente alegre
Y palabras de ánimo y aliento
Que no tienen ningún propósito
Todo lo que hago es falso
Incluso lo que escribo carece de verdad

No soy honesto ni conmigo mismo
Pero vivo intentando aumentar las delicias de mi alma



Jean Machuca (noviembre de 2005)

10:53:00 p. m.

Cómo volver a ser yo  

Posted by Jean Machuca in ,

Hoy miro a mi espejo y me pregunto
¿Quién es ese?
Me desconozco cuando me describen mis amigos
Y las personas me rodean diciendo que soy yo
Pero no les creo

Yo no era así
Yo era como antes de esto
Yo era como siempre quise ser
Yo siempre fui honesto
Y hoy no lo soy

Me invado yo mismo con mis preguntas
Y no me las contesto
Como podré volver a ser yo
Y si realmente vuelvo a serlo y no me gusta
Si por algún motivo cambié ya está hecho
Y por algo habrá sido

Y entonces donde fui a parar
Ese que veo en el espejo no soy yo
O es que no lo quiero ser

O tal vez ese que nunca fui
Es el que soy ahora
Quiero volver a ser yo
Y no querer ser otro
Pues no me sirve la vida de otro
Pero no me conozco bien
No se si realmente soy yo
A ese que nunca fui nunca lo vi bien
Y si me lo encontrara no lo reconocería
A lo mejor sí soy yo ese del espejo
Pero la máscara de madurez me tapa el rostro
Pues él se ve mucho más inteligente que yo

Tal vez ese que yo veo en el espejo no soy yo
Sino solo el reflejo de lo que fui o lo que quise ser
Pues ahora no quiero ser así
Quiero saber
Como volver a ser yo



Jean Machuca (noviembre de 2005)

10:50:00 p. m.

Aprendiendo a Escribir  

Posted by Jean Machuca in ,

Hace mucho tiempo aprendí a leer
Y me fascinaban los libros
Y me di cuenta que podía aprender leyendo

Hoy me doy cuenta que me faltó algo por aprender
Pues leyendo no aprendí a escribir
Pues a escribir se aprende escribiendo
Y yo nunca lo hice
Copiando textos me crié sabiendo leer
Pero nunca aprendí a escribir

Ahora que soy adulto quiero aprender
Pues cuando niño tal vez no lo necesitaba
Pero hoy es prioridad
La lectura me hizo entender muchas cosas
Como la alegría del pensamiento libre
El deseo del saber
El conocimiento que acarrea la experiencia
Y el vocabulario bien dicho para evitar engaños

Hoy me doy cuenta que no se escribir
Pues se me vienen a la mente palabras que ya están escritas
Escribir es más difícil que leer
Pues para escribir hay que crear
Y como voy a crear si ya está todo dicho
Y lo que no lo está es muy feo para escribirlo

Cómo poder escribir lo que no quiero que lean
Si he vivido acostumbrado a leer
Parece que ahora no quiero escribir
Me doy cuenta que no lo necesito
O me da miedo ser descubierto
Escribir me hace vulnerable

Me doy cuenta que leer es muy fácil
Pues no hace daño saber
El daño es cuando se escribe lo que se sabe
Y más aún, cuando no se sabe lo que se escribe

Hay que ser responsable para escribir
Pues uno no sabe quien lo va a leer
Y cómo voy a saber qué escribir
Si a mi no me gusta que me restrinjan

Por hoy dejaré de practicar
Y mañana seguiré aprendiendo a escribir



Jean Machuca (noviembre de 2005)

4.4.09
12:49:00 a. m.

Fábula de la anciana, el mago y el palacio de la moneda  

Posted by Jean Machuca in ,

El mago iba caminando tranquilamente por la vereda cuando a su camino apareció una anciana pidiendo monedas que mágicamente desaparecían del sombrero en donde la gente las depositaba. La anciana le vociferaba a gritos casi agónicos que le diera dinero porque era pobre y tenia siete hijos. El mago tronó los dedos y apareció una máquina que se lo llevó lejos en menos de cinco minutos. Avanzaba la hora hasta que llegaron unos hombrecitos verdes a decirle a la anciana que se fuera a pedir a otra parte. Sus siete hijos estaban dispersos esperando que los que no querían darle dinero a la anciana se despistaran. Cada uno tenía un poder maligno distinto: el primero corría a más de diecisiete kilómetros por hora, el segundo tenía dedos de mantequilla, el tercero tenía un oído hipersensible, el cuarto usaba sus ojos para distraer con la mirada, el quinto era el mas violento y tenía muchísima fuerza, el sexto podía hacer desaparecer objetos pequeños con las manos, y el séptimo usaba su poder mental para controlarlos a todos. Sin embargo los hombrecitos verdes eran mas poderosos, ya que cuidaban el gran castillo. Cuando el mago tronó los dedos, sin querer dejó caer una moneda. La anciana se había ido con sus siete hijos a otra parte lejos del gran castillo, los hombrecitos verdes custodiaban el territorio vigilando que ni la anciana ni sus hijos viniesen en busca de la moneda del mago, ya que era mágica y les permitiría entrar en el gran castillo. Al paso del tiempo, el mago no volvió, los hombrecitos verdes crecieron y se convirtieron en grandes personajes, el gran castillo fue transformado en un palacio, en cuyo interior permanece aún la moneda mágica. Los siete poderes de los hijos de la anciana fueron heredados por algunos cientos de duendes, ogros, y otras criaturas malignas que constantemente asechaban el palacio de la moneda, pero no podían con los hombres verdes ahora con poderosas carabinas mágicas que les protegían y brindaban autoridad para cuidar el palacio. Hoy, a mil quinientas dimensiones paralelas de distancia, el mundo observa intentando descubrir el truco o encontrar al mago que dejó la moneda mágica en el gran castillo, ya que el impacto que causó fue tal que engendró un país de extrañas criaturas mágicas buenas y malas que serán buen ejemplo para algunos, y mal ejemplo para otros, pero al fin y al cabo, con grandes habilidades para la economía.



Jean Machuca